×
hace cerca de 4 semanas
[Internacional]

Sacó a su hijo de la escuela para que pudiera jugar Fortnite

El adolescente de 16 años entrena para el campeonato mundial que se realizará en Nueva York

Imprimir
Sacó a su hijo de la escuela para que pudiera jugar Fortnite
Foto: Archivo
Estados Unidos.- Jordan Herzog tenía tres años cuando jugó videojuegos por primera vez. Su padre le regaló una consola y de inmediato el chico la adoptó como su objeto favorito. Pasaba horas con las manos pegadas a los controles, pero opuesto a lo que sucede en muchas familias con hijos que no quieren despegarse de la pantalla, a Dave Herzog, su papá, le emocionó.

El hombre dijo a The Boston Globe que vio en su hijo talento para los videojuegos, por lo que en lugar de frenarlo, lo alentó. Hoy, a 13 años de haber jugado por primera vez, el chico de Estados Unidos ha abandonado la escuela para dedicarse de lleno a la industria. La decisión fue impulsada por su padre.

Su meta más próxima y grande es competir en el campeonato mundial de Fortnite, un videojuego desarrollado por Epic Games que en marzo de este año llegó a ser jugado por 250 millones de usuarios.

La competencia es importante porque tendrá un jugoso premio de 30 millones de dólares; así que Jordan Herzog invierte gran parte de su vida en entrenar. Actualmente pasa entre 10 y 14 horas frente al monitor con el objetivo de convertirse en campeón.

La pugna se realizará entre 200 de los mejores jugadores del mundo y durará dos días; del 26 al 28 de julio. Se llevará a cabo en Nueva York, y será transmitida en vivo.

Para poder lograr invertir tal cantidad de tiempo alvideojuego, Dave Herzog tuvo que sacar al joven de 16 años de la escuela e inscribirlo a sólo algunas lecciones en línea. “Mi hijo aprende más en videojuegos que en los libros“, dijo el padre en una entrevista a Boston Globe.

Esta decisión ha sido criticada por vecinos y hasta autoridades escolares, con quien Herzog padre ha mantenido correspondencia para tratar de tranquilizarlos y convencerlos de que su decisión es en beneficio del adolescente.

La dedicación a Fortnite es tanta que el joven casi siempre desayuna, come y cena frente a la pantalla.Los alimentos se los lleva su papá, para que el no tenga que levantarse de su lugar e interrumpir su juego.

Tampoco hace otro tipo de actividades. En una ocasión su madre sugirió que Jordan podría tomar clases de tenis, pero Dave se opuso por miedo a que se lesionara y en el mundial de Fortine no pudiera dar todo de sí. También suspendió sus vacaciones familiares para que el entrenamiento de Jordan no fuera interrumpido.

Pero el apoyo de sus padres a la carrera del adolescente no sólo ha sido en permitirle pasar horas frente al monitor. La familia ha invertido aproximadamente 30 mil dólares en equipo de alta gama para que el chico se desenvuelva de la mejor manera posible en los videojuegos.

La decisión de apostar los ahorros de la familia a la carrera gamer del adolescente, fue al ver que Jordan Herzog triunfaba en competencias del sector, que se han traducido en ganancias monetarias. Hasta el momento el joven ha recaudado 60 mil dólares.

El niño está feliz con su plan de vida basada en los videojuegos. Quiere ganar el dinero suficiente para no tener que trabajar en toda su vida, dijo a Boston Globe.


Con información de Infobae




Imprimir
te puede interesar
[Deportes]
hace cerca de 2 horas
[Acuña]
hace cerca de 12 horas
[Local]
hace cerca de 12 horas
[Deportes]
hace cerca de 11 horas
[Saltillo]
hace cerca de 13 horas
similares