×
hace 1 mes
[Internacional]

Theresa May consigue una segunda prórroga del Brexit

Miembros de la UE contemplan que se pueda extender hasta un año

Imprimir
Theresa May consigue una segunda prórroga del Brexit
La primera ministra Theresa May a su llegada a Bruselas. Foto: Especial
Londres.- Los líderes de la Unión Europea otorgarán a la primera ministra Theresa May una segunda prórroga del Brexit en una cumbre de emergencia hoy por la tarde, pero discutirán sobre cuánto tiempo y en qué términos mientras pelean para terminar con la polémica pertenencia de Reino Unido en la UE, publica La Razón.

El presidente francés, Emmanuel Macron, está presionando para que se retire cualquier compromiso de extender el plazo del viernes más allá de las elecciones al Parlamento Europeo del 23 al 26 de mayo, a menos que May se comprometa a sí misma, y ​​a cualquier otra sucesora potencialmente anti-UE, a no interrumpir el funcionamiento de Bruselas en la final. Esta posición más exigente es acorde con la postura española sobre el Brexit.

Por su parte, el primer ministro de Bélgica, Charles Michel, ha dicho este miércoles que la reflexión de los líderes europeos sobre una posible prórroga para retrasar la salida de Reino Unido baraja varios calendarios, desde “seis meses a un año”, y que buscan salvaguardas para evitar que el país pueda bloquear la toma de decisiones en la UE mientras tanto, por ejemplo con un Brexit “automático” si Londres no es “leal” en la cooperación con sus socios comunitarios.

“Cuanto más largo sea (el aplazamiento), más importantes y sólidas deberán ser las garantías para Reino Unido”, ha explicado Michel en una entrevista a la cadena belga RTL.

Theresa May, la primera ministra, dijo nada más llegar a Bruselas: “He pedido una extensión hasta el 30 de junio, pero lo que es importante es que cualquier extensión nos permita salir en el momento en el que ratifiquemos el acuerdo de salida, de modo que podamos salir el 22 de mayo.

El Gobierno británico solicitó una prórroga hasta el 30 de junio, pero el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha propuesto a los 27 conceder una prórroga más larga, como máximo de un año, que permita al Reino Unido salir cuando esté listo para ello.

Londres insiste en aplazar el Brexit hasta el 30 de junio -una fecha que ya rechazó la UE el pasado marzo- y se ha comprometido a celebrar elecciones al Parlamento Europeo si para la fecha de su celebración, entre el 23 y 26 de mayo, sigue siendo Estado miembro.

Para los Veintisiete, sin embargo, ese plazo es demasiado corto para pensar que May será capaz de lograr un acuerdo con los laboristas que lidera Jeremy Corbyn para salvar el Tratado de Retirada, acuerdo de divorcio negociado entre Bruselas y Londres durante dos años y que el Parlamento británico ha rechazado en tres ocasiones.

Por ello, el bloque comunitario sopesa ofrecer a Reino Unido una prórroga mayor, de hasta doce meses según la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pero con condiciones “muy estrictas”, según ha dicho Michel.

“Tengo la impresión de que estamos en un debate de entre seis meses y un año, pero con la necesidad de una gran claridad de parte de Reino Unido sobre el modo en que trabajará durante ese periodo”, ha resumido el primer ministro belga.

“Hay salvaguardas y medios, como, por ejemplo, considerar que si los británicos no se comportan de manera leal se pueda ir automáticamente al final de esta prórroga, que si las condiciones no son respetadas, se llegue automáticamente al final de la presencia de Reino Unido en la UE”, ha explicado.

Otra posibilidad que estudiarán los líderes es el modo de mantener el formato reducido que les ha permitido reunirse a Veintisiete para discutir sobre el Brexit sin la presencia de Reino Unido, pero llevado al resto de asuntos de interés para la UE, como puede ser el próximo marco presupuestario 2021-2027 o los nombramientos de altos cargos, como el próximo presidente de la Comisión Europea.

Las reuniones a Veintisiete han sido posibles bajo el paraguas del artículo 50 que articula el proceso de salida de un Estado miembro, que activó hace dos años Reino Unido.

El primer borrador de las conclusiones que firmarán los líderes planteaba ya que los Veintisiete y la Comisión Europea “seguirán reuniéndose por separado y discutiendo asuntos relacionados con la situación de después de la salida de Reino Unido”.

De este modo, se contaría con un nuevo modelo de reunión, pero siguiendo la estela de otros formatos reducidos que ya se han usado, como las reuniones de ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) o cumbres recientes como la informal de Bratislava o la que conmemoró los 60 años del Tratado de Roma.

Aunque no hay base legal para imponer esta solución a Londres, tampoco hay “razón política para que Reino Unido sea obstáculo” en asuntos que afectan al futuro del proyecto europeo y que los Veintisiete “podrían sacar adelante por ellos mismos”, deslizan fuentes diplomáticas.





Imprimir
te puede interesar
similares