×
Dan T
Dan T
ver +
lacomediapolitica@gmail.com

" Comentar Imprimir
23 Enero 2020 04:08:00
¡Ah, China, China!
Escuchar Nota
Ahora resulta que comes tacos en la calle de a 5 por 20 pesos... ¡y le tienes miedo a un virus chino! No voy a minimizar la alerta por el coronavirus, pero creo que los mexicanos tenemos suficientes defensas en nuestro organismo como para no preocuparnos demasiado. Digo, si sobrevivimos a 70 años del PRI, una gripe china nos hace los mandados.

Si después de 12 meses de gobierno del Peje no hemos desaparecido, es porque seguramente estamos hechos de adamantium, de titanio o del mismo material con el que hacen los asientos del Metro que son los mismos desde hace 50 años.

Cualquiera pensaría que un brote de enfermedad respiratoria surgido en la provincia de Wuhan difícilmente podría llegar hasta nosotros, pero... ¡ya está aquí! Y es que la presencia de los chinos en nuestro país es cada vez más amplia. ¡Ah, China, China! Si revisas con cuidado todo lo que te rodea, descubrirás que tenemos más en común con los chinos que con los poblanos (esa raza es muy extraña).

Por ejemplo: el celular que llevas en la bolsa, ¿sabes dónde fue hecho? Exacto: en China. ¿Y qué tal estuvieron los chilaquiles del almuerzo? ¿Sabrosos? Pues resulta que estamos importando chiles chinos. Por si fuera poco, toda tu comida es muy posible que haya sido condimentada con sal china y con pimienta artificial, obviamente china.

Yo tampoco sabía, pero resulta que en la Central de Abastos venden una pimienta artificial (que traen desde China) y que tiene más compuestos químicos que verdadera pimienta. Por supuesto su precio es mucho menor que el de la pimienta “premium”, pero no sé qué tan seguro sea estar tragando eso todos los días. El problema es que es imposible saber si en donde comes te están dando gato chino por liebre con pimienta.

Por si no fuera suficiente, también hay mucha gente que compra cigarros sueltos sin imaginarse que, en realidad, son chinos y llegaron de contrabando. Si ya de por sí los cigarros no tienen nada bueno adentro, imagínate lo que te estás metiendo en los pulmones cada vez que le das el jalón a un cigarro que quién sabe cómo hicieron y quién sabe quién trajo escondido en un contenedor desde China y lo descargaron, muy probablemente, en Manzanillo.

Pero, bueno, con esto del coronavirus, insisto, hay que tomar precauciones, pero tampoco se trata de caer en pánico. De hecho, si tomamos en cuenta que las herramientas chinas se barren a la primera, que la ropa china dura apenas dos lavadas y que los tenis chinos se rompen a la primera cascarita, lo lógico sería pensar que su dichosa gripa se quita en 12 horas.

Mejor no te confíes, acuérdate que yo no soy médico (perdón, madre). Si tienes síntomas raros, mejor ve al médico y que te revisen. No vaya a ser que cuelgues los tenis... chinos.


¡Qué pena la CNDH!

Ayer estaba viendo la comparecencia de la presidenta de la CNDH ante los diputados y senadores, y no sabía si protestar contra la señora o ir a pedirle una disculpa. Y es que, de verdad, la veo y pienso: “Rosario Piedra no tiene la menor idea de qué está haciendo en ese cargo”. ¿La has visto?

Todo el tiempo se ve como si estuviera perdida, como si se hubiera despertado a la mitad de la película y no estuviera entendiendo de qué se trata. Cada vez entiendo menos la necedad de AMLO y de Morena para imponerla en la Comisión Nacional de Derechos Humanos. O mejor dicho: cada vez me queda más claro que la pusieron ahí para acabar con la CNDH.

¡Nos vemos el domingo!
Imprimir
COMENTARIOS