×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
28 Septiembre 2020 04:00:00
Coalición opositora
Escuchar Nota
Frente a la crisis de la partitocracia y la concentración de poder en el presidente López Obrador, más de 500 exdiputados y exsenadores de los 38 estados y de distintas fuerzas políticas se han unido en busca de equilibrios. Para conseguirlos, incitan a los partidos a dar “una señal incontrovertible de disposición a colaborar entre ellos en las modalidades permitidas por la ley”.

También les piden expresar “su voluntad de incluir candidatos y candidatas no militantes para puestos de elección con perfiles idóneos que además de su modo honesto de vivir, aporten a la integración de la representación popular nacional”.

¿Cuál es el mensaje en términos llanos? Que para ser competitivos, reconciliarse con la sociedad y estar en condiciones de frenar a Morena en las elecciones federales del año próximo, los partidos necesitan reconocer sus debilidades, formar coaliciones y postular candidatos ciudadanos moralmente solventes en fórmulas comunes o individuales. En fecha próxima propondrán una agenda legislativa.

El grupo hizo su presentación con un Exhorto Ciudadano a Organizaciones y Partidos Políticos, publicado en Excélsior y Animal Político el 6 de septiembre.

Entre los firmantes figuran 11 exgobernadores de seis estados, entre ellos el coahuilense Rogelio Montemayor, quien renunció al PRI por la imposición de Alejandro Moreno en la presidencia de ese partido; las excandidatas presidenciales Cecilia Soto, Josefina Vázquez Mota y Margarita Zavala; los exsecretarios de Gobernación Santiago Creel y Francisco Ramírez Acuña; y la periodista Beatriz Pagés, una de las críticas más tenaces de AMLO, también exmilitante del PRI.

Sin las orejeras de la Alianza Federalista de gobernadores, el colectivo de excongresistas del PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano e independientes plantea:

• La democracia se fortalece y es eficaz a partir de gobiernos incluyentes y abiertos al diálogo.

• Los gobiernos con mayorías legislativas (…) deben promover el equilibrio y la separación de poderes para no caer en el autoritarismo.

• Aun cuando cada proceso electoral es de singular importancia, la elección (de) 2021 destaca porque será una elección intermedia muy relevante en la historia de México, luego de diversas alternancias.

• La coyuntura por la que transita el país debe procurar que la competencia partidista gire en torno a un fin común, y no al debate sin puntos de encuentro. (…) No se trata de colaboración entre afines, sino entre contendientes razonables en búsqueda de coincidencias para el bien colectivo.

• Que los partidos y (la) ciudadanía se comprometan a desarrollar una agenda política que responda de mejor manera a los grandes desafíos que la pobreza, la corrupción y la violencia representan para nuestro país.

El documento lo suscriben 14 coahuilenses; entre ellos: Esther Quintana, Ricardo García Cervantes, Blanca Eppen, Juan Antonio García Villa y Carlos Bracho (PAN); Hilda Flores, el líder cetemista Tereso Medina y el exalcalde y actual director del Instituto Municipal de Planeación de Saltillo, Óscar Pimentel (PRI).

¿Para Coahuila no aplica el principio según el cual “los poderes Legislativo y Judicial (…) asumen su verdadero rol en la democracia plena ejerciendo su autonomía” (punto cuatro del exhorto)?

De cara a los comicios para diputados locales del 18 de octubre, la condición de que los candidatos tengan un “modo honesto de vivir” (punto 13) es cuestionable al menos en los casos de Álvaro Moreira –benjamín del clan responsable de la ruina financiera del estado–, Jorge Abdala, Raúl Onofre Contreras y Shamir Fernández; algunos de ellos validaron la megadeuda contratada a espaldas del Congreso. Esa es otra historia, pero ¿cómo recuperar la confianza ciudadana con esos candidatos?
Imprimir
COMENTARIOS